sábado, 28 de diciembre de 2013

Las cuevas gigantes de Chongqing





  La luz brilla en el Cloud Ladder Hall 
Suspendida de una fina cuerda una figura diminuta admira la magnificencia y la escala monumental del Cloud Ladder Hall. El rayo de luz atraviesa la bruma sin llegar a iluminar nada. Esta sección de la cueva es tan grande que tiene su propio sistema climático.




El fotógrafo y espeleólogo Robbie Shone participó con un equipo de espeleólogos estadounidenses  en la exploración de un  sistema decavernas del norte de Wulong, a dos horas al este de Chongqing, cuando se sorprendieron al descubrir la entrada de una cueva oculta que antes era desconocida. El Cloud Ladder Hall es una de las cavernas más grandes del mundo, tiene 300 metros de altura y 150 de diámetro. 




  



“Lo más llamativo, y único, es que está repleta de nubes. Tiene su propio sistema meteorológico. Es lo que hace que sea tan impresionante y añade un gran nivel de misterio al lugar. Cuando gritas, el eco vuelve 5 ó 6 segundos después. Es una experiencia muy intensa. Hacer fotos en este entorno también es todo un reto. No hay luz natural y no es fácil acarrear con todo el equipo fotográfico”, cuenta Robbie Shone.




  

Las puertas de la catedral 
La vista de la entrada majestuosa y el paso principal del río en Quankou Dong. Espesas capas de caliza suben hasta el techo de la cueva.





Fuentes: Redbull, Spanish China




No hay comentarios:

Publicar un comentario