miércoles, 13 de abril de 2016

Mandriles en el parque Lekedi













El Mandril es una especie de primate de cola corta asignado al género Mandrillus, junto con el dril, similar en apariencia, pero sin la cara vivamente coloreada de aquel. Su hábitat se encuentra desde el sur de Camerún, Guinea Ecuatorial, Gabón y Congo. Vive en grupos muy grandes, tiene una dieta omnívora que consiste principalmente en plantas, frutas, insectos y animales pequeños.  Con un peso de hasta 55 kg son los monos más grandes del mundo (sin contar a los grandes simios). Charles Darwin  escribió en El origen del hombre que "ningún otro miembro en el conjunto de la clase de los mamíferos tiene un colorido tan extraordinario como el mandril adulto macho".







Con un dimorfismo sexual muy marcado, los machos pueden alcanzar el doble del tamaño de las hembras. Son fácilmente reconocibles por el color pardo oliváceo de su pelaje y sobre todo por la coloración azulada y rojiza de su cara y trasero. La cara de los machos muestra en sus hocicos vivos rojos y azules, éstos también tienen profundas estrías que recorren ambos lados del hocico alargado. Esta coloración se adquiere con la madurez sexual y se intensifica cuando los individuos se excitan. El color de las hembras es mucho más apagado. El mandril está considerado como especie vulnerable, su hábitat se ha visto afectado por la desforestación y el aumento de las zonas agrícolas; también, son cazados por su carne. Su principal depredador natural es el  leopardo.












El Lekedi es un parque privado, ubicado al sureste de Gabón, en la región de Haut-Ogooué , con una extensión de 14.000 hectáreas totalmente valladas. Lo atraviesan varios ríos y tiene dos grandes lagos. Dividido en tres módulos con diferentes ecosistemas, desde el bosque tropical, sabana herbácea y boscosa  y pantanos en las tierras bajas. Todas las especies del parque son nativas, escepto los impalas, traídos de Namibia. En 2012 nacio el proyecto Mandrillus para estudiar la única población mundial de mandriles salvajes acostumbrados a los humanos.













 




No hay comentarios:

Publicar un comentario