martes, 7 de febrero de 2017

Mauritia, el "continente perdido" encontrado en la isla Mauricio






Bajo la isla Mauricio en el océano Índico, un grupo de científicos ha confirmado el hallazgo de restos de la desintegración del supercontinente Gondwana, hace 200 millones de años, que se rompió desde la isla de Madagascar,cuando África, la India, Australia y la Antártida se separaron y formaron dicho océano, según una investigación publicada en la revista Nature Communications.



El geólogo Lewis Ashwal, de la Universidad de Witwatersrand, Johannesburgo, en Sudáfrica, y sus colegas han descubierto que un mineral, el circón, se encuentra en las rocas arrojadas por la lava durante las erupciones volcánicas en la isla Mauricio. Los restos de este mineral, que databan de hace 3.000 millones de años, eran demasiado antiguos para pertenecer a una isla volcánica joven, de alrededor de nueve millones de años. "El hecho de que hayamos encontrado circones de esta edad demuestra que en Mauricio existen materiales de la corteza terrestre mucho más antiguos, que sólo pudieron originarse en un continente", dice Ashwal.




Un geólogo ante un afloramiento de rocas de traquita, que contienen cristales de circón. Cuando estos diminutos cristales fueron analizados se descubrió que su antigüedad era anterior a cualquier corteza oceánica y mucho más antigua que la isla Mauricio. Susan Webb /Universidad de Wits





Los circones son minerales que se producen principalmente en los granitos de los continentes. Contienen pequeñas cantidades de uranio, torio y plomo, y debido al hecho de que sobrevivan muy bien en los procesos geológicos, contienen un rico registro de estos procesos y se pueden fechar con extrema precisión.


 "La Tierra está formada por dos partes: los continentes, que son viejos y los océanos, que son jóvenes. En los continentes se encuentran rocas de más de cuatro mil millones de años, pero no hay nada parecido en los océanos, ya que es donde se forman nuevas rocas. De acuerdo con los nuevos resultados, esta ruptura no implicó una simple división del antiguo supercontinente de Gondwana, sino más bien una fragmentación compleja que tuvo lugar con trozos de corteza continental de tamaños variables dejados a la deriva dentro de la cuenca del océano Índico en evolución", explica Ashwal.





Gondwana es un súpercontinente que existió hace más de 200 millones de años y que contiene rocas de 3.600 millones de años, antes de dividirse en lo que hoy son los continentes de África, América del Sur, Antártida, India y Australia. La división se produjo debido al proceso geológico de las placas tectónicas. Este es el proceso en el que la cuenca del océano está en movimiento continuo, moviéndose entre 2 y 11 cm por año. Los continentes montan sobre las placas que conforman el fondo oceánico, lo que provoca el movimiento de los continentes.









ACTUALIZADO EL 22 DE  FEBRERO



Zealandia, nuevo continente 




Los científicos creen que se trata de una entidad geológica claramente distinta, ya que cumple con todos los criterios aplicados a los otros continentes, como la elevación del terreno por encima del área circundante, una geología distintiva, una extensión bien definida y una corteza más gruesa que la del fondo del océano adyacente. 



El nuevo estudio publicado por la Sociedad Geológica de Estados Unidos (Nick Mortimer es el autor principal del estudio) define a Zealandia como un nuevo continente que permanece sumergido en un 94% de su extensión. Nueva Zelanda y Nueva Caledonia forman parte de este nuevo continente que antiguamente formaba parte del supercontinente Gondwana y que se comenzó a separar en el Cretácico superior, hace más de cien millones de años.



Mapa simplificado de continentes y placas tectónicas de la Tierra, incluyendo Zealandia. Las zonas de la plataforma continental se muestran en colores pálidos. 



Zealandia es aproximadamente tan grande como la India, su punto más elevado es el monte Cook de Nueva Zelanda, con 3.724 metros sobre el nivel del mar, y su profundidad máxima corresponde a las llanuras abisales oceánicas de entre 2.500 y 4.000 metros de profundidad. El grosor de la corteza continental de Zealandia varía entre los diez y los treinta kilómetros y se incrementa hasta los cuarenta kilómetros bajo algunas partes de la isla Sur de Nueva Zelanda.



Zealandia, en rojo, ocupa una superficie de 4,9 millones de km2. El 94% del área está bajo el agua, mientras que sólo unas pocas islas y tres masas importantes de tierra asoman a la superficie: las islas Norte y Sur de Nueva Zelanda, Nueva Caledonia y las islas de Norfolk y Lord Howe. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada