martes, 4 de febrero de 2014

Yo también soy neandertal




Neanderthal Museum



Dos investigaciones, publicadas de forma simultánea por las revistas Nature y Science, analizan mediante dos métodos diferentes las secuencias concretas del genoma humano que provienen de los neandertales. El objetivo era ver qué características de los neandertales supusieron ventajas adaptativas para los humanos modernos y cuáles dificultaron su evolución. Los resultados obtenidos mediante ambos procedimientos fueron muy parecidos. Ambos trabajos también lograron estimar la cantidad de ADN neandertal que es posible encontrar en las poblaciones humanas actuales. Las conclusiones varían en función del método utilizado, pero oscila entre el 20% y el 30% del genoma neandertal.




 Neanderthal Museum


 
Los neandertales desparecieron sin dejar rastro hace unos 30.000 años,  pero sí dejaron su huella en todos nosotros porque convivieron con el Homo sapiens en Europa y Asia durante miles de años. Se estima que entre el 2% y el 4% del genoma actual de los europeos y asiáticos está heredado del hombre de Neandertal. El cruce entre ambas especies ocurrió entre hace 40.000 y 80.000 años. Los africanos modernos no tienen herencia neandertal porque sus antepasados nunca se cruzaron con ellos. El análisis de los restos de ADN neandertal encontrados en los humanos modernos están asociados a genes que afectan a enfermedades como la diabetes tipo 2, el lupus, la enfermedad de Crohn o la cirrosis biliar.




 Neanderthal Museum



El intercambio de genes entre ambas especies supuso algunas ventajas adaptativas para los humanos modernos como la producción de queratina, una proteína que confiere firmeza a la piel, las uñas o el pelo y que es beneficiosa en ambientes fríos como el norte de Europa, donde ya estaban los neandertales antes de la llegada del Homo sapiens. Pero el intercambio de ADN entre ambas especies estaba en el límite de compatibilidad biológica, antes de que se produjeran individuos inviables. La esterilidad masculina, una consecuencia del apareamiento entre las especies, podría haber acabado con los genes de neandertal que faltan, eleminados por la acción de la selección natural.






El proyecto del genoma neandertal ha ayudado a los científicos a entender a uno de nuestros parientes más cercanos. Cuerpo corto y muy fuerte, los neandertales estaban bien adaptados para las dificultades y los climas más fríos. Hicieron uso de fuego, hacían herramientas a mano y cazaban. DPA/AFP Horst Ossinger





Fuentes: El País, ABC, El Mundo
                   Los AngelesTimes




No hay comentarios:

Publicar un comentario