domingo, 29 de enero de 2017

El extraño insecto "extraterreste"




"Lo más extraño de este insecto es que la cabeza se parecía tanto a la forma en la que los extraterrestres son retratados a menudo", dijo Poinar. "Con su cuello largo, ojos grandes y la extraña cabeza oblonga, pensé que se parecía a ET".



 Investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (EE. UU.) han descubierto un insecto de cien millones de años preservado en ámbar con una cabeza triangular y características tan inusuales que no han dudado en colocarlo en su propio orden científico. Hay alrededor de un millón de especies de insectos descritas y millones más aún por descubrir, pero todas las especies de insectos de la Tierra pertenecen a solo 31 órdenes existentes. Ahora hay una más.







Los resultados han sido publicados en la revista Cretaceous Research y describe a este pequeño insecto hembra sin alas que probablemente vivió en las fisuras de la corteza de los árboles, en busca de ácaros, gusanos u hongos para alimentarse. Según  George Poinar, Jr., profesor emérito de entomología en el College of Science de la universidad, lo más inusual sea una cabeza triangular con los ojos saltones, con el vértice del triángulo rectángulo situado en la base del cuello. Esto es diferente de cualquier otro insecto conocido, y habría dado a esta especie la capacidad de ver casi 180 grados girando su cabeza hacia un lado.




También tenía glándulas en el cuello que segregaban, probablemente, 
un producto químico para repeler a los depredadores.



El insecto ha sido asignado a la orden Aethiocarenodea de nueva creación, y la especie ha sido nombrada Aethiocarenus burmanicus, en referencia a las minas del valle de Hukawng de Myanmar, la antigua Birmania, donde fue encontrado. Solo se han encontrado dos ejemplares conservados en ámbar. El orden más grande de insectos, en comparación, es Coleoptera, los escarabajos, con cientos de miles de especies conocidas.




El insecto, probablemente un  omnívoro, también tenía un cuerpo largo, estrecho, plano y las patas largas y delgadas. Podría haberse movido rápidamente y, literalmente, ver detrás de sí mismo.




Fuente: Phys  
Fotos: George Poinar, Jr / Universidad Estatal de Oregón




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada